viernes, julio 12 2024

Sobre nosotros
  • idealist

RESULTADOS DE PRUEBAS PILOTO DE ETIQUETADO ENERGÉTICO DE VIVIENDAS EN ARGENTINA

Desde el año 2018 la Secretaría de Energía viene llevando adelante pruebas piloto de etiquetado energético de viviendas en toda la Argentina para analizar el desempeño energético de las viviendas del país

Buenos Aires, diciembre 2021– En el marco del Primer Congreso Argentino de Etiquetado Energético de Viviendas realizado el pasado mes de octubre, organizado por AGBC (Argentina Green Building Council), ANDIMA (Asociación Nacional de Industrias de Materiales Aislantes) y el INCOSE (Instituto de la Construcción en Seco), se presentaron los resultados de la prueba piloto de etiquetado energético de viviendas realizadas por la Secretaría de Energía de la Nación en diferentes regiones y provincias del país con el objetivo de analizar el desempeño y el nivel de eficiencia energética de las viviendas, determinando valores promedio y los factores que influyen en dicho desempeño y así poder trabajar en la homogeneización del IPE (Índice de Prestaciones Energéticas) en cada región del país. El Índice de Prestaciones Energéticas es un valor característico de la vivienda que representa el requerimiento de energía primaria que tendría la normal utilización de la misma, durante un año y por metro cuadrado de superficie, para satisfacer las necesidades de calefacción en invierno, refrigeración en verano, producción de agua caliente sanitaria e iluminación.

 

Llevar adelante esta prueba piloto implicó:

 

  • Capacitar a 76 formadores para dar cursos de etiquetado energético de viviendas
  • Realizar 16 cursos de certificadores
  • Contar con 825 profesionales formados
  • Etiquetar a 1357 viviendas, distribuidas entre las provincias de Salta, Tucumán, Mendoza, Santa Fe, las ciudades de Buenos Aires, Rosario y Bariloche y las zonas de Alto Valle y la costa argentina

 

En cuanto a los resultados, la prueba arrojó los siguientes valores de IPE (Índice de Prestaciones Energéticas) de cada región, analizados en función a 3 factores: 1) consumo de calefacción y consumo de refrigeración, determinado en gran medida por la aislación térmica eficiente en techos y muros; 2) agua caliente sanitaria, de acuerdo al nivel de eficiencia de los equipos instalados; y 3) la iluminación, dependiendo si es natural o artificial. Igualmente hay otro factor que se tuvo en cuenta  que fue el clima de cada región, que también tiene impacto sobre el consumo de energía, ya que no todas las zonas pertenecen a la misma región bioclimática.

 

 

Los valores de IPE (Índice de Prestaciones Energéticas) obtenidos de las viviendas analizadas en la prueba piloto, dejan de manifiesto que el parque edilicio no llega a los niveles requeridos de eficiencia energética y, además, consumen más energía de aquella que corresponde. Este bajo nivel de eficiencia energética en dichas viviendas se debe principalmente, a la falta o poca aislación térmica eficiente en muros y techos y por instalaciones y artefactos poco eficientes energéticamente. Esto deja a las claras que aún existen deudas en cuestiones de consumo de energía y construcciones sustentables y que por delante como país se tiene un gran desafío y un camino a recorrer en lo que a eficiencia energética se refiere.

Es por esta razón que la Etiqueta de Eficiencia Energética de Viviendas se vuelve una herramienta clave para establecer los estándares de edificación necesarios para determinar el nivel de eficiencia energética de una propiedad. La etiqueta es un documento en el cual figura la Clase de Eficiencia Energética, (escala de letras, desde la “A” hasta la “G”) asociada a un rango de valores del Índice de Prestaciones Energéticas (IPE). En un hogar de familia tipo el consumo de energía eléctrica promedio es de 150 a 300 Kw/h mensuales y el consumo promedio de gas es de 762 m3. Pero estos números pueden variar de acuerdo a diferentes factores, como:

  • Características de la aislación térmica eficiente en muros y techos que permite abrigar las viviendas, impidiendo que entre el calor en verano y frío en invierno
  • Estaciones del año: los picos más altos de consumo eléctrico en una casa se dan tanto en verano como en invierno por el uso de aire acondicionado.
  • Metros cuadrados de la casa: hay mayor gasto de energía eléctrica en un hogar de grandes dimensiones.
  • Cantidad y tipos de artefactos eléctricos y su eficiencia
  • Número de habitantes en la vivienda.
  • Cantidad de horas en casa; por ejemplo, a raíz de la pandemia, se trabajó más tiempo desde la casa e, inevitablemente, esto generó mayor consumo eléctrico y gas en el hogar.
También te puede interesar:

Vivir en 2080: cómo se deberían construir hoy las viviendas para soportar el cambio climático en 50 años

 

Es así como la Etiqueta de Eficiencia Energética de una vivienda cumple funciones clave entre las cuáles se destacan:

 

  • Permite cuantificar el IPE (Índice de Prestaciones Energéticas)
  • Ser una herramienta clave de decisión tanto para operaciones inmobiliarias, la evaluación de nuevos proyectos o realizar intervenciones en viviendas existentes.
  • Genera un valor agregado para la propiedad
  • Promueve inversión, desarrollo y trabajo verde local

 

Desde el aspecto de políticas públicas, es importante que los gobiernos tengan en cuenta la importancia y los beneficios para la sociedad de las etiquetas de eficiencia energética, sobre todo cuando se construyen viviendas sociales. Estas deberían garantizar las mejores soluciones constructivas, orientadas a mejorar los estándares de sustentabilidad, optimizando las prestaciones del IPE, a través de estrategias como la ATE que brinda diferentes beneficios:

  • Mejorar la calidad de vida de los habitantes mediante un mejor confort térmico, mayor habitabilidad, mejores condiciones en los ambientes para la salud de quienes habitan, menor contaminación y mayor durabilidad de la vivienda.
  • Reducir el consumo de combustibles destinados a calefaccionar y refrigerar las viviendas; ayudaría a lograr ahorros de energía de hasta un 70%,
  • Promover y estimular la actividad productiva, industrial, académica, gremial y de investigación.

 

Más sobre:

 

ANDIMA | Asociación Nacional de Industrias de Materiales Aislantes, está integrada por las Empresas Productoras y Comercializadoras de EPS Poliestireno Expandido, Lana de vidrio y Poliuretano.

 

 

 

Argentina Green Building Council (AGBC) es una organización no gubernamental, sin fines de lucro, constituida en la Ciudad de Buenos Aires, en el año 2007, cuyo accionar es de alcance nacional y regional, con participación a nivel global. Opera bajo Licencia del World Green Building Council , entidad que nuclea a los Consejos Green Building de todo el mundo, y que conforma la mayor organización con carácter internacional en el mercado de la construcción sustentable.

 

 

 

Instituto de la Construcción en Seco: Fundado en 1993 e integrado por empresas líderes del sector de la construcción en seco, la principal función del Instituto es capacitar, asesorar, y promover las ventajas de los sistemas de construcción en seco. Esta tecnología, presente en el país desde hace más de 30 años, es un sistema de insuperable calidad que ofrece al mercado soluciones rápidas, eficientes, durables y accesibles, en todas sus aplicaciones posibles.

 

 

Portal Tendencia Sustentable integra red de medios digitales de Grupo SENSE que desempeñan una función esencial en la difusión de los ODS 3 ¨Salud y Bienestar¨ ODS 7 ¨Energía Asequible y no contaminante, y ODS 11 ¨Comunidades y Ciudades Sostenibles¨

TENDENCIA SUSTENTABLE 
¨Promoviendo el acceso universal a la información, en particular mediante Soluciones Abiertas, generando un aporte directo al logro del Objetivo 9, centrado en el desarrollo de infraestructuras resilientes y el fomento de la innovación¨.
Compartir