lunes, junio 24 2024

Sobre nosotros
  • idealist

Chunchino: el buen ejemplo

Una marca de ropa para bebes que se basa en el ecodiseño y la filosofía de lo sustentable. Creada por Ileana Lacabanne, microemprendedora y madre de dos niños, tiene como punto de partida hacer el bien con la mirada puesta en los chicos

La historia de Chunchino Eco-Bebé comenzó con el primer embarazo de Ileana Lacabanne. El puntapié inicial fue la idea de encarar un proyecto de diseño con el cual dar un buen ejemplo. ¿Su fin? Ayudar a hacer realidad un mundo mejor para las generaciones que vienen.

«Estudié materiales y así llegué al algodón orgánico y agroecológico, a los conceptos de ecodiseño y sustentabilidad.» Una filosofía que comulga con el consumo responsable, la preservación del medio ambiente, el comercio justo y el desarrollo sostenible.

«Jamás había diseñado una prenda y no sabía nada de telas, pero cuando conocí las ventajas del algodón orgánico supe que era lo mejor para estar en contacto con la piel del bebe (en las primeras semanas es cinco veces más delgada que la de un adulto). Tiene una calidad superior por sobre el común, es mucho más suave, para su cultivo no se utilizan pesticidas ni químicos, y no se contamina el agua. Además es cómodo, hipoalergénico y regula la temperatura corporal», cuenta Lacabanne.

Con esa motivación por delante y el nacimiento de Felipe, su hijo que hoy tiene 5 años, los dibujos y moldes surgieron espontáneamente. «Prendas básicas y atemporales, las más funcionales para estar con el bebe. Luego le agregué estampados simples, lo menos invasivos posibles, y como no quería usar cierres ni metal ni elástico, uso botones naturales de coco y amarras de tiras del mismo algodón.»

A fines de 2008 y con una inversión inicial de $ 14.000 registró la marca y estableció el modelo de negocio sustentable. Contactó a pequeños proveedores de materias primas de algodón orgánico y agroecológico de Chaco reunidos en el grupo Otro Mercado al Sur, y tercerizó el trabajo de confección con Mundo Alameda, un taller textil que garantiza trabajo digno y salario justo. Para 2009 contaba con una primera tanda de 400 prendas, cuyo target de venta online era regalos corporativos para nacimiento con packaging 100% reciclable realizado por RedActivos.

Hoy, la línea tiene ropa, baberos, gorros, portachupetes, mantas, portabebes y bolsos porta enfant, que cuando se dejan de usar se vuelven colcha y morral. Todo se comercializa a través de www.chunchino.com con envíos a todo el país y en puntos de venta en Buenos Aires (la tienda Cúbreme, en Palermo, es uno de ellos), Neuquén, Córdoba y Rosario. Un ejemplo que hace la diferencia.

Fuente: LA NACION

Compartir