domingo, abril 14 2024

Sobre nosotros
  • idealist

Crisis del agua en Argentina: cada gota cuenta

El 22 de marzo se celebra internacionalmente el Día Mundial del Agua. Cerca de 2100 millones de personas en todo el mundo carecen de acceso al agua potable y disponible en su hogar. Evitar el derroche no es una opción, es una necesidad. Proyecto Agua Segura trabaja para dar solución a la crisis del agua a través de la educación, un trabajo en red y una tecnología innovadora.

El Día Mundial del Agua se celebra cada 22 de marzo en todo el mundo como una manera de llamar la atención sobre la importancia del agua; ya que, aunque se trata del recurso más abundante del planeta, sólo el 3% es dulce y únicamente el 1% puede beberse.

 

Este día fue adoptado en 1992 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, y desde entonces se ha convertido en una fecha dedicada a fomentar la toma de conciencia sobre este recurso vital para la nutrición, el desarrollo cognitivo, emocional, del lenguaje, físico, motor y social de los niños en sus primeros años de vida. Sin embargo, 3 de cada 10 personas en el mundo no tienen acceso al agua potable y disponible en el hogar. Además, 4500 millones carecen de un saneamiento seguro. Los más perjudicados son los niños: se calcula que muere uno cada 90 segundos a causa de enfermedades relacionadas con el agua contaminada.

En Argentina, el 17% de la población no tiene acceso al agua potable, y muchas comunidades beben agua sin tratamiento. En todo el mundo, además, son las mujeres y las niñas quienes pasen cerca de 200 millones de horas tratando de obtener agua todos los días. Esto no sólo impacta en la salud, sino también en la vida social y económica de las comunidades, e incluso profundiza las desigualdades de género.

 

Sin embargo, el derroche es cada vez mayor. El caso de Argentina es muy alarmante. Buenos Aires muestra uno de los niveles de consumo de agua más alto de Latinoamérica: sólo en la Ciudad y el Conurbano se gastan alrededor de 340 litros de agua por día. Los porteños usan alrededor de 100 litros de agua para ducharse; otros 30 para lavar los platos; y 100, para lavar la ropa; sólo por mencionar algunos ejemplos.

 

Si tomamos en cuenta que un niño precisa de un promedio de dos litros de agua por día para estar hidratado correctamente, las pérdidas de un inodoro averiado (150 litros diarios) podrían representar la posibilidad de 75 niños de acceder al agua segura. Del mismo modo, con sólo reparar una canilla que gotea en casa, se ahorraría el agua equivalente a la que diariamente necesitan 22 personas.
al agua. Por eso, minimizar el derroche mediante pequeños cambios de hábito no sólo es importante, sino también urgente y necesario.

 

La empresa social Proyecto Agua Segura ha generado una solución inmediata, económica y replicable para combatir la crisis del agua. A través de tecnología innovadora, un trabajo en red, y un trabajo educativo, hicieron posible que más 970 familias, 580 escuelas y 47000 niños y niñas de zonas rurales y periurbanas de 20 provincias argentinas ahora puedan beber agua potable.

 

La idea nació de Nicolás Wertheimer, un joven médico preocupado por las poblaciones más vulnerables y con ganas de generar un cambio de gran escala en la problemática del agua. Investigando las alternativas, descubrió los filtros suizos LifeStraw®, capaces de transformar el agua contaminada de un río, pozo, arroyo o lluvia en agua segura.

 

Junto con el apoyo del conductor, actor y embajador de UNICEF, Julián Weich fundaron Proyecto Agua Segura e hicieron posible que los filtros LifeStraw® llegaran a Argentina.

 

Esta tecnología tiene la característica de no utilizar químicos ni electricidad. Es capaz de eliminar el 99,999% de bacterias, virus y parásitos; por eso la OMS lo señaló como la más alta tecnología para tratamiento de agua.

 

La solución a la crisis del agua que plantea Agua Segura consta de tres ejes fundamentales: el trabajo educativo y el intercambio para mejorar los hábitos de higiene, ayudar a prevenir enfermedades y transmitir la importancia del cuidado del agua, la tecnología acorde a los desafíos en cada lugar y una mirada integradora capaz de articular organizaciones sociales, empresas y entidades gubernamentales para hacer que el acceso al agua segura sea un derecho de todos.

 

Más información: 

Web: Proyecto Agua Segura

Fb e IG: AguaSeguraOK

 Vía: www.conectarsediariosustentable.com una idea y realización de SENSE comunicación 

Compartir